Memorias de una Geisha

Es el último libro que me he leído, escrito por Arthur Golden. Estoy segura de que muchos habéis oído hablar de la película, pero al que le haya gustado le recomiendo que se lea el libro, ya que, en mi opinión es mucho mejor y te especifica más.

Para el que no haya oído hablar de ello, es la historia de una joven niña japonesa de ojos azul grisáceo llamada Chiyo, que a sus seis años es vendida a una okiya casa de geishas) en Gion uno de los principales distritos de geishas que poseía Japón antes de la 2ª Guerra Mundial. Durante los primeros meses en su okiya, se dedica a buscar a su hermana Satsu, que no tuvo tanta suerte como ella y fue vendida a una casa de prostitutas, donde empezó a trabajar a los 8 años. A la par que busca a su hermana, comienza su formación en la escuela de geishas, de la cual tiene que salir al hacer un intento de escapada con su hermana, con lo cual, para saldar sus deudas con la okiya se pone a trabajar como sirvienta. Pero como en toda historia de amor, llega un momento mágico en el que conoce al Presidente, una persona que a sus nueves años la engatusa y su principal motivación para cuando se le presenta la oportunidad a manos de Mameha, una de las geishas más famosas de Gion.geisha1 geisha

La historia continúa, entre kimonos, fiestas y varios hombres interesados en la belleza de la geisha ahora de nombre Sayuri, en el que, por desgracia el Presidente está siempre en un papel secundario, teniendo hombre siempre poco agradables a su lado, excepto el mejor amigo del Presidente: Nobbu, desagradable para la vista debido a sus cicatrices y a la carencia de uno de sus brazos, pero siempre buena persona. Entre Mameha y Sayuri van a conseguir deshacerse de una geisha que llevaba atemorizando a esta segunda desde que llegó a la okiya y de su aprendiza y amiga de Sayuri: Calabaza.

Al estallar la Segunda Guerra Mundial se cierra su distrito y ella, gracias a al influencia de Nobbu, es llevada a una casa donde pasa segura toda la guerra, pero al acabar, en seguida siente añoranza de ese trabajo, y le pidió a Mamita que reabriese la okiya. Al volver, su principal grupo era: el consejero, el Presidente, Nobbu, Calabaza y Mameha. Tras arios meses, Nobbu le cuenta que el Consejero había pedido ser su danna (protector, se hace cargo de sus gastos) , cosa que a Sayuri le aterroriza, ya que cualquier cosa es peor que perder la posibilidad de estar con su Presidente, pero un giro de los acontecimientos hace que Nobbu se ponga por delante, lo que hace que al final, Sayuri hace que este pierda el interés, pero una mala jugada de Calabaza no deja que sus planes se lleven a cabo.

Con lo cual, Sayuri, va a hacer la ceremonia, desesperada y sin ganas de estar con Nobbu, sin embarg, al abrirse la puerta aparece su Presidente, ofreciéndose como danna.

En mi opinión este libro es muy bonito a nivel literario y a nivel cultural, ya que Arthur Golden estudió cultura japonesa y sabe, o da la sensación de que sabe (yo, personalmente no soy una experta en este tema) mucho sobre las geishas. reconozco, que aunque el libro es muy bueno, la peli hay que verla, aunque sea para ver los kimonos, los peinados, las okiyas, el maquillaje… Bueno, eso es en mi opinión ya que me gusta mucho el tema de la moda la vestimenta, y todo eso aunque viene descrito en el libro y lo puedes imaginar a la perfección estos kimonos, es algo más visual.

Nos leeremos 🙂

BT

Anuncios
Categorías: Cine, Reseñas | Etiquetas: , , , , | 1 comentario

Navegador de artículos

Un pensamiento en “Memorias de una Geisha

  1. Pingback: Biblioteca digital | Sueños de Papel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: