Las despedidas

Las despedidas solo duelen cuando sabes que lo más probable es que sean para siempre. Despedirse es difícil para todos, y es en estos momentos en los que nos damos cuenta de lo que se está marchando.

En las despedidas sólo ves lo bueno de la persona de la que te despides y automáticamente obvias lo malo. Eso las hace tristes, eso las hace difíciles: el pensar y saber que se está yendo algo enorme para ti, algo que aunque conozcas de poco no puedes soportar perder.10390994_707698565934268_168945941789296363_n

Cuando abrazas a esa/esas personas sin realmente saber si se volverán a cruzar vuestros caminos es cuando explota el alma y en ocasiones lloramos. ¿Por qué lloramos? ¿Será por la idea de separarnos de una parte de nosotros? Es tan difícil decir adiós, intentar no olvidar pero que no duela aquello que te separa de ellos, recordar todas las cosas sufridas juntos aunque no os conozcáis desde hace mucho. Porque no es el tiempo lo que cuenta; sino el día a día y si esa persona ha pasado a ser parte de tu día a día te va a ser muy complicada la separación.

A mí el 21 de junio de 2014 se me hizo horrible despedirme de los chicos italianos (mafia), los georgianos, la delegación sueca, las chicas americanas, las dos chicas tan bailonas de Brasil y cómo no los franceses, por no hablar de los staff. Cuando te despides de personas que viven realmente lejos, tu cerebro no se hace a la idea de estar tan lejos de una o varias personas tan mental y moralmente cercanas. Por lo que duele, por lo que lloras es por el temor, el temor a olvidar. Merche (una cantautora española) decía en una canción que la distancia hace el olvido, pero no, el olvido lo hace uno mismo: hoy en día puedes intentar verlos, incluso por Skype. Por eso chicos, a quien hoy dirijo esta entrada, os digo y os dejo claro que aquel del 21 de junio no dijimos adiós sino hasta luego, pues sois parte de mí y he congeniado muchísimo con vosotros. Gracias por el Youth Meeting-Mosaic Umea 2014. Os quiero de verdad

Blanca

Anuncios
Categorías: Nuestras historias | Etiquetas: , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: