Hoy ya no.

Hoy es el último día, hoy es la última carta, hoy el último juego cariñoso, el último abrazo. Porque sin más, pasas de ser mi todo a no ser nada, tu mirada hechizada se convierte en unos ojos que nada dicen, que juzgan, en esos ojos que ya no quiero ver. Me convertiste en algo mejor, en algo peor, en un punto medio, aunque creas que soy peor,qu1 sabes que no te necesito, al menos, eso trato de decirme cuando agarro el cuaderno, miro los árboles, los bancos y los niños; y en ese momento previo a escribir me doy cuenta de que en efecto, perderte ha sido duro, verte ir, alejarme. qu

Sinceramente, no puedo continuar en este momento en el que todo duele, no puedo permanecer quieta mientras veo como juegas conmigo. Quiero gritar, quiero poder ser cabezota, quiero llorar de rabia, porque creo que tengo razón y no intentas entenderme, ¿debería haber luchado en vez de abandonar? ¿debería haber sufrido más por ti? Hoy te miro y sé que no, que sufrir es inútil, que luchar por quien no luchó es una batalla perdida contra ti mismo.

Hoy muy alto ya te digo que no, hoy me digo que merezco respirar alegre, que necesito saltar, llorar de la emoción y no de impotencia, tirarme sobre el césped y sentir el picor que éste me produce, sacarte de mi mente, porque hoy soy capaz de dejar de ser la que se mata a base de recuerdos no tan buenos

BT

Anuncios
Categorías: Nuestras historias | Etiquetas: , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: