Querida futura hija:

Querida futura hija:

Cuando hoy pienso en ti sólo espero que cuando llegues te ame como sé que te voy a amar. Cuando pienso en ti también tengo miedo, miedo de que no veas el mundo tal y como hoy lo hago yo, que te toque vivir en un mundo aun más injusto, más sucio, menos hermoso y devastado por las guerras.

imagesMe encantaría pensar que todo va a seguir igual, pero el deterioro es evidente, no va a ser igual pero con suerte es incluso mejor, porque aun estamos a tiempo de cambiar. Mi niña, eso es lo más importante que debes saber todo cambia y quien se adapta al cambio sobrevive, al menos eso pasa en biología. Pero mi consejo es que si no estás a favor de ese cambio, no te adaptes y lucha contra él si es injusto, no tengas miedo de luchar por lo que lo merece, de levantarte y de analizar lo que se puede y lo que no se puede admitir, porque son las personas que se levantan quienes cambian el mundo.

También debes saber que mereces amor, respeto y aceptación y quien no te lo de debe mantenerse alejado. Tú también deberás amar, respetar y aceptar a las personas aunque no sean como tú, es lo justo. Con el tiempo descubrirás todo lo que incluye el amor, te dirán que muchas veces es dolor, pero el dolor no se compara  a la alegría que te proporciona, aunque eso ya lo descubrirás por ti misma. Hoy en día dicen que tienes que buscar un hombre que te cuide, pero yo no creo que la función del novio sea cuidar a su novia, tú deberás cuidar de tu chico o chica, ya que te necesitarán por igual. Las relaciones se basan eso, en el cuidado y apoyo mutuo, no en regalos, ramos de flores o mensajes que digan “Te quiero” unas cincuenta veces al día. NO. Se basan en el apoyo mutuo, cuidado mutuo, confianza, te quiero(s) con significado y no vacíos, miradas llenas de verdades que se sienten. Tampoco es que sepa mucho de relaciones, pero aunque ahora sea joven, sé que no quiero estar con un chico sólo para que me cuide como si fuera una muñeca, porque para eso sirven las mascotas no las parejas.

Querida hija, cuando llegues el mundo se habrá consumido por la tecnología, pero no caigas en eso. Aprovecha de una persona cuando la tengas delante y disfruta de aquello que la tecnología no puede reproducir. Disfruta del olor a comida de las calles, de la intensidad de las miradas, disfruta de los abrazos que nunca dejaré de decir que son el motor del mundo, disfrutas de las risas con tus amigos o del amor de la familia, porque todas esas cosas, cielo mío, la tecnología no las podrá imitar en su totalidad.

No te dejes asustar si parece que no todo va a estar bien, e intenta cambiarlo, ama con locura y disfruta de aquello que la tecnología no puede darte, se responsable y fiel a ti misma, esos futura hija mía son mis consejos para ti, si los sigues te irá bien al menos, hasta los 16 años.

Te quiere tu futura mamá.

Anuncios
Categorías: Nuestras historias | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: