Operación bikini.

Llevo desde que tengo 14 años escuchando hablar un marzo tras otro de la operación bikini. La operación bikini es ese fenómeno por el cual las mujeres de catorce a cincuenta años deciden (cuando se acerca el verano y la época de mostrarse en bikini) ponerse a dieta para que se les vea un buen tipo entre esas dos piezas que tantos tormentos han causado. No es un motivo de salud, y muchas veces tampoco es por amor propio, la mayoría de las veces es por agradar al hombre que va a estar a tu lado, y por la vergüenza que pasarías si descubriese que en verdad tienes grasa en el vientre. Es es algo que la mujer que lleva bikini no puede permitirse. Igual que la mujer que lleva leggins no debe estar gorda, eso es lo que se dice y eso es lo que se acepta.

En una ocasión, vi una imagen que decía que si tienes una talla cuarenta o cuarenta y dos, la gente intentará que adelgaces alegando que es por tu salud, que no tiene nada que ver con la estética, y esa foto estaba en lo cierto, Una talla no determina el estado de salud de una persona, sea hombre o mujer, de eso se encargan los médicos: ni una persona con una treinta y cuatro (“la talla soñada”) está siempre sana, ni una persona con una cuarenta y dos está th (2)necesariamente gorda, hay casos y casos.

Las mujeres debemos ser delgadas toda nuestra vida, mientras que se asume que un hombre a cierta edad puede empezar a echar barriga, y no es ningún escándalo. A los hechos me remito: hay muchas más mujeres anoréxicas que hombres, ya que tenemos desde la adolescencia la presión de alcanzar el tipo perfecto, las ansiadas tallas 34 o 36. Algunas mujeres por constitución nacen con ellas, y son como el resto mujeres reales. Sin embargo, las que nunca hemos tenido un cuerpo de 34 y hemos visto a nuestras compañeras encajar ahí, tener el tipo querido, aceptado, que gusta hemos comprobado que en cierto punto ya no es solo un puñado de adolescentes que no te van a dar “Me gusta” en una foto tuya en bikini, si no tus propios familiares, que absorbidos por esas convenciones creen que lo mejor es gastarse el dinero para salir a comer en un ensalada insípida y un trozo de merluza a la plancha, eso sí, sin pan porque eso se sale de la dieta de las mujeres que cuidan su “salud”. Y es que nos hemos vuelto locos. Hacemos dietas absurdas, nos th (1)privamos de lo que más nos gusta comer para agradar al resto, salimos a comer con la familia y los hombres disfrutan de un buen cocido madrileño mientras las mujeres comemos ensalada, y la que se pide hamburguesa pasa por las miradas del resto que dicen “No puedes comer eso, no tienes tipo como para aguantarlo”. Y ya no solo eso. Los hospitales han tenido que crear plantas para niñas atormentadas que presionadas se han visto obligadas a llevar la “dieta” a límites extremos, niñas que han empezado a odiar y repeler naturalmente la comida, repito LA COMIDA. En ese momento de tormento familiar (porque pone en un estado de tensión enorme a las familias), la culpa es obviamente de la niña, por “no haberse sabido controlar”, y no de la sociedad para la cual hasta que no se salió de sus límites de salud, no estaba lo suficientemente delgada.

Parece ser que se nos ha olvidado con tanta dieta que el pan, los cereales, el arroz, la pasta, el aceite, los yogures sin desnatar, el queso, el jamón (el ibérico de verdad al que se le caen las gotas de aceite) etc. también forman parte de una dieta sana y equilibrada, tanto para hombres como para mujeres, mientras estén en sus límites de salud, luego los médicos dirán. Los médicos y no aquellos a los que no les guste ver a una chica muslona con leggins, o a una chica que no tiene un vientre plano con camisetas ajustadas, o lo que es peor, en bikini.th

Soy mujer. Soy adolescente. Tengo un tipo perfecto porque a mí me gusta y estoy sana. No tengo una talla 34, ni una talla 36 y aun así image21cuando salgo con mi familia a comer me pido una hamburguesa. Y además me atrevo cuando llega julio, sin ninguna preparación o dieta previa a ponerme un bikini, les guste o no.

Blanca

Anuncios
Categorías: Nuestras historias | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: