Poemas

“Canción de amor” de Enrique Gracia Trinidad

Aquí os traemos un poema sobre la duda que nos enseñaron no hace mucho.  Espero que os guste.

silueta

La duda tiene nombre de mujer
con ojos tristes,
es hija de la luz y los espejos,
besa como jamás besó su hermana la certeza,
y a veces, por la tarde, se viste con un traje de alquitrán
y acapara la noche.

Es una puta descarada que nos sonríe por oficio,
una perfecta zalamera
de la que nos enamoramos
cuando por vez primera nos parece que ya somos poetas.
Luego siempre se encarga
del orgullo,de romper en pedazos el cristal
de hacer que se nos crispe la risa por venir.

Está loca
se ha metido en mi cama con un ciego susurro
de besos de jengibre
y ha violado mis sueños más hermosos.
Despertaré mañana, estoy seguro, con resaca de noche malograda,
la voz entumecida
y una larga distancia respirando en mi boca.


Es para odiarla …

pero la quiero tanto.

Enrique Gracia Trinidad

duda-mujer

 

Categorías: Poemas, Uncategorized | Deja un comentario

Mecano, Lorca y la Luna

Si se puede  hablar de un poeta defensor del mundo gitano ese es, sin lugar a dudas, Federico García Lorca. Andaluz, músico y poeta, Lorca escribió romanceros enteros tratando el tema del mundo gitano, como símbolo de la esencia primitiva de España y del mundo oprimido por el avance de la sociedad moderna. Son composiciones preciosas, llenas de símbolos y perfectas para ser musicalizadas, que siguen presentes en nuestra cultura.

O si no ved este ejemplo

¿Conocéis el grupo Mecano, muy famoso en los años 80? Pues en 1987 sacaron esta canción:

HIJO DE LA LUNA (MECANO)

Tonto el que no entienda, cuenta una leyenda
Que una hembra gitana
Conjuró a la luna hasta el amanecer
Llorando pedía al llegar el día desposar un calé

“Tendrás a tu hombre, piel morena,”
Desde el cielo habló la luna llena
Pero a cambio quiero el hijo primero
Que le engendres a él
Que quien su hijo inmola para no estar sola
Poco le iba a querer

Luna, quieres ser madre
Y no encuentras querer que te haga mujer
Dime, luna de plata, ¿qué pretendes hacer
Con un niño de piel?
Hijo de la luna

De padre canela nació un niño
Blanco como el lomo de un armiño
Y los ojos grises en vez de aceituna
Niño albino de luna
Maldita su estampa, este hijo es de un payo
Y yo no me lo cayo

Luna, quieres ser madre
Y no encuentras querer que te haga mujer
Dime, luna de plata, ¿qué pretendes hacer
Con un niño de piel?
Hijo de la luna

Gitano al creerse deshonrado
Se fue a su mujer, cuchillo en mano
¿De quién es el hijo? Me has engañao fijo
Y de muerte la hirió
Luego se hizo al monte con el niño en brazos
Y allí le abandonó

Luna, quieres ser madre
Y no encuentras querer que te haga mujer
Dime, luna de plata, ¿qué pretendes hacer
Con un niño de piel?
Hijo de la luna

Y las noches que haya luna llena
Será porque el niño esté de buenas
Y si el niño llora menguará la luna
Para hacerle una cuna
Y si el niño llora menguará la luna
Para hacerle una cuna

romance_de_la__luna_luna_by_argami-d6c8k47

Es una canción muy bonita, y triste, que se remonta a las leyendas primitivas y al mundo gitano.

Vale, ahora leed el poema que (probablemente) la inspiró, uno de los más conocidos de la producción de Lorca:

 

ROMANCE DE LA LUNA LUNA (LORCA)

La luna vino a la fragua
con su polisón de nardos.
El niño la mira mira.
El niño la está mirando.

En el aire conmovido
mueve la luna sus brazos
y enseña, lúbrica y pura,
sus senos de duro estaño.

Huye luna, luna, luna.
Si vinieran los gitanos,
harían con tu corazón
collares y anillos blancos.

Niño déjame que baile.
Cuando vengan los gitanos,
te encontrarán sobre el yunque
con los ojillos cerrados.

Huye luna, luna, luna,
que ya siento sus caballos.
Niño déjame, no pises,
mi blancor almidonado.

El jinete se acercaba
tocando el tambor del llano.
Dentro de la fragua el niño,
tiene los ojos cerrados.

Por el olivar venían,
ce y sueño, los gitanos. 
bron
Las cabezas levantadas
y los ojos entornados.

¡Cómo canta la zumaya,
ay como canta en el árbol!
Por el cielo va la luna
con el niño de la mano.

Dentro de la fragua lloran,
dando gritos, los gitanos.
El aire la vela, vela.
el aire la está velando.

lorca luna dibujo

Aunque no he conseguido encontrar ninguna declaración en la que se admita la influencia del poeta en el grupo de pop, la relación me parece evidente. Los mismos símbolos, recurrentes en toda la obra de Lorca, se repiten en la letra de la canción: el niño, la Luna como deidad, fría y maternal, y el mundo gitano violento y dominado por la pasión.

Símbolos que nos rodean

Y, si seguís dudando, recordad esos versos que repetís desde niños: “Verde, que te quiero verde”. ¿De dónde vienen? Pues del Romance sonámbulo, también de Lorca. Si os interesa este poema, dejad un comentario y lo subiremos y comentaremos.

¿Os habíais dado cuenta de la conexión?

¿Conocíais alguna de las dos obras? ¡contadnos!

¡Nos leeremos!

PD. Aquí abajo os dejamos dos versiones muy bonitas del poema, una recitada y otra musicalizada por el famoso cantautor Paco Ibáñez. Merecen la pena

Categorías: Música, Poemas | Etiquetas: , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

“Sonatina” de Rubén Darío

Un poema precioso, que me ha gustado desde niña.

Espero que lo disfrutéis

princesa triste

“La princesa está triste… ¿Qué tendrá la princesa?
Los suspiros se escapan de su boca de fresa,
que ha perdido la risa, que ha perdido el color.
La princesa está pálida en su silla de oro,
está mudo el teclado de su clave sonoro,
y en un vaso, olvidada, se desmaya una flor.

El jardín puebla el triunfo de los pavos reales.
Parlanchina, la dueña dice cosas banales,
y vestido de rojo piruetea el bufón.
La princesa no ríe, la princesa no siente;
la princesa persigue por el cielo de Oriente
la libélula vaga de una vaga ilusión.

¿Piensa, acaso, en el príncipe de Golconda o de China,
o en el que ha detenido su carroza argentina
para ver de sus ojos la dulzura de luz?
¿O en el rey de las islas de las rosas fragantes,
o en el que es soberano de los claros diamantes,
o en el dueño orgulloso de las perlas de Ormuz?

palacio real

¡Ay!, la pobre princesa de la boca de rosa
quiere ser golondrina, quiere ser mariposa,
tener alas ligeras, bajo el cielo volar;
ir al sol por la escala luminosa de un rayo,
saludar a los lirios con los versos de mayo
o perderse en el viento sobre el trueno del mar.

Ya no quiere el palacio, ni la rueca de plata,
ni el halcón encantado, ni el bufón escarlata,
ni los cisnes unánimes en el lago de azur.
Y están tristes las flores por la flor de la corte,
los jazmines de Oriente, los nelumbos del Norte,
de Occidente las dalias y las rosas del Sur.

¡Pobrecita princesa de los ojos azules!
Está presa en sus oros, está presa en sus tules,
en la jaula de mármol del palacio real;
el palacio soberbio que vigilan los guardas,
que custodian cien negros con sus cien alabardas,
un lebrel que no duerme y un dragón colosal.

¡Oh, quién fuera hipsipila que dejó la crisálida!
(La princesa está triste. La princesa está pálida.)
¡Oh visión adorada de oro, rosa y marfil!
¡Quién volara a la tierra donde un príncipe existe,
(La princesa está pálida. La princesa está triste.)
más brillante que el alba, más hermoso que abril!

-«Calla, calla, princesa -dice el hada madrina-;
en caballo, con alas, hacia acá se encamina,
en el cinto la espada y en la mano el azor,
el feliz caballero que te adora sin verte,
y que llega de lejos, vencedor de la Muerte,
a encenderte los labios con un beso de amor».”

Rubén Darío

beso niños

encantada-la-historia-de-giselle-disney-enchanted-principe-edward-prince-princesas-princess-destino-caballo-horse-pelicula-imagen-movie-andalasia

Categorías: Otros libros, Poemas | Etiquetas: , , , , , , , , , | 2 comentarios

Falsa Carta de Gabriel García Márquez

A la muerte de Gabriel García Márquez salió una carta que éste había escrito despidiéndose de la vida y de sus amigos. Al final resultó que la carta era falsa, pero eso no quita que, en mi opinión sea una carta preciosa que hace reflexionar y pensar sobre la forma de vivir que tenemos. Así que aquí os la dejo:

El tema causó tal revuelo que el propio García Márquez la desmintió. Gabo la calificó de ridícula y dijo que él no escribe así.

Una carta que dice así:

“Si por un instante Dios se olvidara de que soy una marioneta de trapo y me regalara un trozo de vida, aprovecharía ese tiempo lo más que pudiera. Posiblemente no diría todo lo que pienso, pero en definitiva pensaría todo lo que digo.

Daría valor a las cosas, no por lo que valen, sino por lo que significan.

Dormiría poco, soñaría más, entiendo que por cada minuto que cerramos los ojos, perdemos sesenta segundos de luz.

Andaría cuando los demás se detienen, despertaría cuando los demás duermen.

Si Dios me obsequiara un trozo de vida, vestiría sencillo, me tiraría de bruces al sol, dejando descubierto, no solamente mi cuerpo, sino mi alma.

A los hombres les probaría cuan equivocados están al pensar que dejan de enamorarse cuando envejecen, sin saber que envejecen cuando dejan de enamorarse.

A un niño le daría alas, pero le dejaría que el solo aprendiese a volar.

A los viejos les enseñaría que la muerte no llega con la vejez, sino con el olvido.

Tantas cosas he aprendido de ustedes, los hombres… He aprendido que todo el mundo quiere vivir en la cima de la montaña, sin saber que la verdadera felicidad está en la forma de subir la escarpada.

He aprendido que cuando un recién nacido aprieta con su pequeño puño, por primera vez, el dedo de su padre, lo tiene atrapado por siempre.

He aprendido que un hombre sólo tiene derecho a mirar a otro hacia abajo, cuando ha de ayudarle a levantarse.

Son tantas cosas las que he podido aprender de ustedes, pero realmente de mucho no habrá de servir, porque cuando me guarden dentro de esa maleta, infelizmente me estaré muriendo.

Trata de decir siempre lo que sientes y haz siempre lo que piensas en lo más profundo de tu corazón.

Si supiera que hoy fuera la última vez que te voy a ver dormir, te abrazaría fuertemente y rezaría al Señor para poder ser el guardián de tu alma.

Si supiera que estos son los últimos minutos que te veo, te diría “Te Quiero” y no asumiría, tontamente, que ya lo sabes.

Siempre hay un mañana y la vida nos da siempre otra oportunidad para hacer las cosas bien, pero por si me equivoco y hoy es todo lo que nos queda, me gustaría decirte cuanto te quiero, que nunca te olvidaré.

El mañana no lo está asegurado a nadie, joven o viejo. Hoy puede ser la última vez que veas a los que amas. Por eso no esperes más, hazlo hoy, ya que si mañana nunca llega, seguramente lamentaras el día que no tomaste tiempo para una sonrisa, un abrazo un beso y que estuviste muy ocupado para concederles un último deseo.

Mantén a los que amas cerca de ti, diles al oído lo mucho que los necesitas quiérelos y trátalos bien, toma tiempo para decirles, “lo siento” “perdóname”, “por favor”, “gracias” y todas las palabras de amor que conoces.

Nadie te recordará por tus nobles pensamientos secretos. Pide al Señor la fuerza y sabiduría para expresarlos.

Finalmente, demuestra a tus amigos y seres queridos cuanto te importan”.

Fdo.: Gabriel García Márquez

¿Qué os ha parecido?

Nos leeremos 🙂

Blanca

Categorías: Otros libros, Poemas | Etiquetas: , , | Deja un comentario

Poema “Queda Prohibido” de Alfredo Cuervo Barrero (y no Neruda)

Hoy os traemos un poema especialmente esperanzador y motivador.

Sin embargo, antes de poner el poema me gustaría prestar atención a un detalle: y es  la debatida autoría de este poema. No es de Pablo Neruda, como mucho se ha dicho, y de hecho, como aquí mismo estaba escrito hasta hace poco (estoy modificando la entrada al darme cuenta del error que cometí), sino que  está  inscrito en el registro de Propiedad Intelectual de Vizcaya (territorio del País Vasco, España) a nombre de Alfredo Cuervo Barrero: Número de inscripción BI –13– 03, como el mismo autor defendía. La fundación Pablo Neruda de Chile ha negado que este poema pertenezca al poeta (podéis corroborarlo enviándoles un E–Mail en su página Web)

Quiero ofrecer mis disculpas desde aquí al autor y a todos por mi error. Espero que esto os sirva para tener cuidado con lo que se publica por la web, como yo he aprendido hoy. El poema que ahora os dejo, es el original completo y no el que estaba antes y que se le atribuye a Neruda.

 Léelo, confía en ti mismo. Porque queda estoicamente prohibido rendirse y no ser tú mismo:

queda prohibido signo

“¿Qué es lo verdaderamente importante?
Busco en mi interior la respuesta,
y me es tan difícil de encontrar.

Falsas ideas invaden mi mente,
acostumbrada a enmascarar lo que no entiende,
aturdida en un mundo de falsas ilusiones,
donde la vanidad, el miedo, la riqueza,
la violencia, el odio, la indiferencia,
se convierten en adorados héroes.

Me preguntas cómo se puede ser feliz,
cómo entre tanta mentira se puede vivir,
es cada uno quien se tiene que responder,
aunque para mí, aquí, ahora y para siempre:

Queda prohibido llorar sin aprender,
levantarme un día sin saber qué hacer,
tener miedo a mis recuerdos,
sentirme sólo alguna vez.

Queda prohibido no sonreír a los problemas,
no luchar por lo que quiero,
abandonarlo todo por tener miedo,
no convertir en realidad mis sueños.

Queda prohibido no demostrarte mi amor,
hacer que pagues mis dudas y mi mal humor,
inventarme cosas que nunca ocurrieron,
recordarte sólo cuando no te tengo.

Queda prohibido dejar a mis amigos,
no intentar comprender lo que vivimos,
llamarles sólo cuando les necesito,
no ver que también nosotros somos distintos.

Queda prohibido no ser yo ante la gente,
fingir ante las personas que no me importan,
hacerme el gracioso con tal de que me recuerden,
olvidar a toda la gente que me quiere.

Queda prohibido no hacer las cosas por mí mismo,
no creer en mi dios y hacer mi destino,
tener miedo a la vida y a sus castigos,
no vivir cada día como si fuera un último suspiro.

Queda prohibido echarte de menos sin alegrarme,
olvidar los momentos que me hicieron quererte,
todo porque nuestros caminos han dejado de abrazarse,
olvidar nuestro pasado y pagarlo con nuestro presente.

Queda prohibido no intentar comprender a las personas,
pensar que sus vidas valen más que la mía,
no saber que cada uno tiene su camino y su dicha,
pensar que con su falta el mundo se termina.

Queda prohibido no crear mi historia,
dejar de dar las gracias a mi familia por mi vida,
no tener un momento para la gente que me necesita,
no comprender que lo que la vida nos da, también nos lo quita.”

Alfredo Cuervo Barrero

¿Qué os parece?

Nos leeremos!!

B.

Categorías: Poemas | Etiquetas: , , , , , , , , , , , , | 2 comentarios

Poema XX

Sé que ahora leer poesía no está muy bien visto, pero ¿qué más da? A mi personalmente me gusta, y aunque no lea poemarios completos no quiere decir que no disfrute con un poema bonito de vez en cuando. Por ello, hace poco hemos leído en clase uno de los libros más famosos de Pablo Neruda; “Veinte poemas de amor y una canción desesperada” . Este poema en concreto, el numero 20, me ha parecido precioso, y he querido compartirlo con todos vosotros.

Poema XXNoche estrellada

Puedo escribir los versos más tristes esta noche. 

Escribir, por ejemplo: «La noche está estrellada, 
y tiritan, azules, los astros, a lo lejos.» 

El viento de la noche gira en el cielo y canta. 

Puedo escribir los versos más tristes esta noche. 
Yo la quise, y a veces ella también me quiso. 

En las noches como ésta la tuve entre mis brazos. 
La besé tantas veces bajo el cielo infinito. 

Ella me quiso, a veces yo también la quería. 
Cómo no haber amado sus grandes ojos fijos. 

Puedo escribir los versos más tristes esta noche. estrella
Pensar que no la tengo. Sentir que la he perdido. 

Oír la noche inmensa, más inmensa sin ella. 
Y el verso cae al alma como al pasto el rocío. 

Qué importa que mi amor no pudiera guardarla. 
La noche está estrellada y ella no está conmigo. 

Eso es todo. A lo lejos alguien canta. A lo lejos. 
Mi alma no se contenta con haberla perdido. 

Como para acercarla mi mirada la busca. 
Mi corazón la busca, y ella no está conmigo. 

La misma noche que hace blanquear los mismos árboles. 
Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos. estrellas

Ya no la quiero, es cierto, pero cuánto la quise. 
Mi voz buscaba el viento para tocar su oído. 

De otro. Será de otro. Como antes de mis besos. 
Su voz, su cuerpo claro. Sus ojos infinitos. 

Ya no la quiero, es cierto, pero tal vez la quiero. 
Es tan corto el amor, y es tan largo el olvido. 

Porque en noches como ésta la tuve entre mis brazos, 
Mi alma no se contenta con haberla perdido. 

Aunque éste sea el último dolor que ella me causa, 
y éstos sean los últimos versos que yo le escribo.
Pablo Neruda

Nos leeremos!!!

Categorías: Poemas | Etiquetas: , , , , | Deja un comentario