‘Escribe música’: un consejo de escritura

Hace unas semanas tuve una clase sobre cómo escribir redacciones. Redacciones serias. Y uno de los consejos que me dieron sobre el estilo se basaba en un texto de Gary Provost, que hace referencia a la longitud de las oraciones, y al ritmo que tienen las frases.

Si alguna vez has pensado en escribir, o tienes que entregar una tarea que requiere hacerlo, te lo recomiendo. Creo que se disfruta. ¿Mi consejo? Leerlo en voz alta.

Os dejo aquí mi traducción y la versión original:

captura-de-pantalla-2016-12-13-a-las-21-27-13

“This sentence has five words. Here are five more words. Five-word sentences are fine. But several together become monotonous. Listen to what is happening. The writing is getting boring. The sound of it drones. It’s like a stuck record. The ear demands some variety. Now listen. I vary the sentence length, and I create music. Music. The writing sings. It has a pleasant rhythm, a lilt, a harmony. I use short sentences. And I use sentences of medium length. And sometimes, when I am certain the reader is rested, I will engage him with a sentence of considerable length, a sentence that burns with energy and builds with all the impetus of a crescendo, the roll of the drums, the crash of the cymbals–sounds that say listen to this, it is important.

So write with a combination of short, medium, and long sentences. Create a sound that pleases the reader’s ear. Don’t just write words. Write music.

Esta frase tiene cinco palabras. Aquí van cinco palabras más. Está bien escribir frases así. Pero varias juntas son monótonas. Mira lo que está pasando. El texto se vuelve aburrido. Su sonido empieza a zumbar. Es como un disco rayado. El oído te pide variedad. Ahora escucha. Cambio la longitud de la frase y así creo música. Música. La escritura canta. Tiene un ritmo agradable, una cadencia, una armonía. Uso frases cortas. Y uso frases de longitud media. Y, a veces, cuando estoy seguro de que el lector ha descansado, le engancho con una frase de longitud considerable, una frase se incendia de energía y crece con el ímpetu de un crescendo, el redoble del tambor, el chocar de los platillos, sonidos que dicen escucha esto, es importante.

Así que escribe con una combinación de frases cortas, medianas y largas. Crea un sonido que agrade al oído del lector. No escribas solo palabras. Escribe música. 

Espero que sigáis este gran consejo y os decidáis a escribir música.

Si queréis más consejos del estilo, os aconsejo que busquéis el libro al que pertenece este fragmento: 100 Formas de mejorar tu escritura (100 Ways to Improve your Writing), publicado en 1985 por el mismo Gary Provost.

 Mucha suerte.

¡Nos leeremos!

B.

Anuncios
Categorías: Uncategorized | Etiquetas: , , , , | 1 comentario

Reseña: “Cartas de amor a los muertos”

cartas de amor a los muertosTítulo: Cartas de amor a los muertos

Autor: Ava Dellaira

Editorial: Nocturna

Páginas: 350

Sinopsis: 

«Hay ciertas cosas que no puedo contar a nadie, excepto a la gente que ya no está aquí». Todo comienza con un trabajo de Lengua: escribirle una carta a alguien que haya muerto.Laurel escoge a Kurt Cobain porque su hermana lo adoraba. Y porque él murió joven, como ella. En poco tiempo tiene un cuaderno lleno de cartas a Judy Garland, Amy Winehouse, Heath Ledger y muchos otros. Sin embargo, no se las entrega a su profesora. Les escribe sobre el comienzo del instituto, sus nuevas amistades, su primer amor y sobre cómo está aprendiendo a vivir ahora que su familia se ha roto. Y sobre lo que ocurrió cuando su hermana aún estaba viva.

Opinión: 

Queridos Kurt, Judy, Elizabeth, Amelia, River, Janis, Jim, Amy, Heath, Allan, E.E y John:

Gracias por inspirar a Laurel, aunque nunca leyeseis sus cartas.

Al igual que yo, ella os escribió uno a uno, durante un año. Todo empezó por una tarea para la clase de Lengua, aunque nunca llegó a entregarla. Consistía en escribir una carta a una persona que hubiese muerto, y ella eligió a Kurt Cobain porque era el cantante favorito de su hermana mayor, May, y porque, como May, Kurt murió joven.

Laurel decide seguir escribiendo cartas porque encuentra en ello su vía de escape del vuelco que ha dado su vida. Siente que los muertos son los únicos a los que puede contarles que su madre se ha marchado de casa y que ahora tiene que pasar una semana de cada dos con su tía Amy, que la trata como a una niña, que echa de menos a May, que le cuesta encajar en el instituto, y que hay un chico en u clase al que no puede dejar de mirar. Los únicos a los que puede hablar de por qué se ha negado a contar lo que pasó la noche que murió May, y el secreto que aterra a Laurel, y que su hermana se llevó a la tumba.

Aunque vuestras vidas tuvieron muchas dificultades y retos, ayudasteis a Laurel a superar los suyos y a aprender a aceptarse a sí misma, y sus sentimientos, a encontrarse a sí misma.cartas de amor a los muertos frase

La historia que Ava Dellaira nos ha contado a través de las cartas de Laurel es emotiva y hermosa, aunque triste. Laurel escribe de forma sencilla y muy sincera, creciendo poco a poco a través de las páginas. Los personajs secundarios también destacan por su originalidad y sus conflictos personales, siempre vistos a través de la perspectiva de Laurel y dando lugar a cuidadas tramas secundarias como la de Natalie y Hannah o el lento descubrimiento de la verdadera personalidad de May, que poco a poco comprendemos como excesivamente idealizada por su hermana.

Es una obra que no destaca por su trama, cuyo evento principal ya ha ocurrido, sino por cómo afecta a los personajes que, al conocerse, aprenden a sincerarse y confiar en los otros.

La primera novela de Ava Dellaira es una joya y apuesto a que os encantaría leerla.

Atentamente

B.

Categorías: Reseñas | Etiquetas: , , , , , , , , | 1 comentario

Citas. “Cien Años de Soledad” Parte II

Aquí va la segunda parte de frases de Cien Años de Soledad (podéis ver la primera AQUÍ)

¡¡Aviso spoilers!!

 

  • “Años después, en su lecho de agonía, Aureliano Segundo había de recordar la lluviosa tarde de junio en que entró en el dormitorio a conocer a su primer hijo.”
  • “-Lo que pasa es que el mundo se va acabando poco a poco y ya no vienen esas cosas.”(Úrsula)
  • “Las letras parecían ropa puesta a secar en un alambre.”
  • “Se impresionó tanto, que desde entonces detestó las prácticas militares y la guerra, no por las ejecuciones sino por la espantosa costumbre de enterrar vivos a los fusilados” (José Arcadio Segundo)
  • “-Fíjate qué simple es. Dice que se está muriendo por mí, como si yo fuera un cólico miserere.” (Remedios la bella)
  • “Amaranta pensaba en Rebeca, porque la soledad había seleccionado los recuerdos y había incinerado los entorpecedores montones de basura nostálgica que la vida había acumulado en su corazón, y había purificado, magnificado y eternizado los otros, los más amargos.”
  • “Rebeca, que había necesitado muchos años de sufrimiento y miseria para conquistar los privilegios de la soledad, y no estaba dispuesta a renunciar a ellos a cambio de una vejez perturbada por los falsos encantos de la misericordia.”

  • “Úrsula confirmó su impresión de que el tiempo estaba dando vueltas en redondo.”
  • “-Ahí viene, un asunto espantoso como una cocina arrastrando un pueblo.” (Mujer anónima)
  • “Era como si Dios hubiera resuelto poner a prueba tosa su capacidad de asombro, y mantuviera a los habitantes de Macondo en un permanente vaivén entre el alborozo y el desencanto, la duda y la revelación, hasta el extremo de que ya nadie podía saber a ciencia cierta dónde estaban los límites de la realidad.”
  • “El sector estaba cercado por una malla metálica, como un gigantesco gallinero electrificado que en los frescos meses del verano amanecía lleno de golondrinas achicharradas.”
  • “Los habitantes de Macondo se levantaban temprano a conocer su propio pueblo.”
  • “Tal vez, no solo para rendirla sino para conquistar sus peligros, habría bastado con un sentimiento tan primitivo y simple como el amor, pero eso fue lo único que no se le ocurrió a nadie.” (Remedios la bella)
  • “-Este es un régimen de pobres diablos- comentaba el coronel Aureliano Buendía cuando veía pasar a los policías descalzos armados de bolillos de palo- Hicimos tantas guerras, y todo para que no nos pintaran la casa de azul.”
  • “En el curso de esa semana, por distintos lugares del litoral, sus diecisiete hijos fueron cazados como conejos por criminales invisibles que apuntaron al centro de sus cruces de ceniza.”
  • “-Dígale que uno no se muere cuando quiere, sino cuando puede.” (coronel A. B.)
  • “Los otros, los más dignos, todavía esperan una carta en la penumbra de la caridad pública, muriéndose de hambre, sobreviviendo de rabia, pudriéndose de viejos en la exquisita mierda de la gloria.”
  • “La búsqueda de las cosas perdidas está entorpecida por los hábitos rutinarios, y es por eso que cuesta tanto trabajo encontrarlas.”
  • “Ambas acciones habían sido una lucha a muerte entre un amor sin medidas y una cobardía invencible, y había triunfado finalmente el miedo irracional que Amaranta le tuvo siempre a su propio y atormentado corazón.”
  • “Era lineal, solemne y tenía un estar pensativo, y una tristeza de sarraceno, y un resplandor lúgubre en el rostro color de otoño” (sobre José Arcadio Segundo)
  • “Se endureció cada vez más desde que el coronel Gerineldo Márquez se negó a secundarlo en una guerra senil”
  • “Había llegado a la vejez con todas sus nostalgias vivas” (Amaranta) 
  • “Meme sintió el peso de su mano en la rodilla y supo que ambos llegaban en aquel instante al otro lado del desamparo” (Meme y Mauricio) 
  • “Murió de viejo en la soledad, sin un quejido, sin una protesta, sin una sola tentaiva de infidencia, atormentado por los recuerdos y por las mariposas amarillas que no le concedieron un instante de paz, y públicamente repudiado como un ladrón de gallinas” (Mauricio)
  • “Eran todos idénticos, hijos de la misma madre, y todos soportaban con igual estolidez el peso de los morrales y las cantimploras, y la vergüenza de los fusiles con las bayonetas caladas, y el incordio de la obediencia ciega y el sentido del honor”

 

  • “Al cerrarse la puerta, José Arcadio Segundo tuvo la certidumbre de que su guerra había terminado.”
  • “No entendía que hubiera necesitado tantas palabras para describir lo que se sentía en la guerra si con una sola bastaba: miedo”
  • “Acostumbrado al ruido de la lluvia, que a los dos meses se convirtió en una forma nueva  del silencio”
  • “sintiendo transcurrir un tiempo entero, un tiempo sin desbravar, porque era inútil dividirlo en meses y años, y los días en horas, cuando no podía hacerse nada más que contemplar la lluvia.”
  • “-Qué quería-murmuró- el tiempo pasa.

-Así es- dijo Úrsula- pero no tanto. ”

  • “Se estremeció con la comprobación de que el tiempo no pasaba, como ella acababa de admitir, sino que daba vueltas en redondo.”
  • “Buscando el interés encontró el amor, porque tratando de que ella lo quisiera terminó por quererla.”
  • “Comprendieron que José Arcadio Buendía no estaba tan loco como contaba la familia, sino que había dispuesto de bastante lucidez como para vislumbrar la verdad de que también el tiempo sufría tropiezos  y accidentes, y podía por tanto astillarse y dejar en un cuarto una fracción eternizada.”
  • “Aureliano y Fernanda no compartieron la soledad, sino que siguieron viviendo cada una en la suya.”
  • “Su corazón de ceniza apelmazada, que había resistido sin quebrantos a los golpes más certeros de la realidad cotidiana, se desmoronó a los primeros embates de la nostalgia.”
  • “No se le había ocurrido pensar hasta entonces que la literatura fuera el mejor juguete que se había inventado para burlarse de la gente.”
  • “De modo que Aureliano y Gabriel estaban vinculados por una especie de complicidad, fundada en hechos reales en los que nadie creía, y que había afectado a sus vidas hasta el punto de que ambos se encontraban a ña deriva en la resaca de un mundo acabado, del cuál solo quedaba la nostalgia.”
  • “El mundo habrá acabado de joderse el día en que los hombres viajen en primera clase y la literatura en el vagón de carga.”
  • “Y que en cualquier lugar que estuvieran recordaran siempre que el pasado era mentira, que la memoria no tenía caminos de regreso, que toda primavera antigua era irrecuperable y que el amor más desatinado y tenaz era de todos modos una verdad efímera”
  • “Era lo último que iba quedando de un pasado cuyo aniquilamiento no se consuma, porque seguía aniquilándose indefinidamente, consumiéndose dentro de sí mismo, acabándose a cada minuto pero sin acabar de acabarse jamás”
  • “Recluidos por la soledad y el amor y por la soledad del amor” (Aureliano y Amaranta Úrsula)
  • “Habían seguido aprovechando los escasos descuidos del esposo, amándose con ardores amordazados en encuentros azarosos y casi siempre interrumpidos por regresos imprevistos” (A y A. U. )
  • “Aureliano se acostumbró a pensar en ellos como Amaranta Úrsula pensaba en su marido, y ambos quedaron flotando en un universo vacío, donde la única realidad cotidiana y eterna era el amor.”

 

  • “A veces permanecían en silencio hasta el anochecer, el uno frente a la otra, mirándose a los ojos, amándose en el sosiego con tanto amor como antes se amaron en el escándalo” (A. y A. U.) 

 

  • “Los amantes solitarios navegaban contra la corriente de aquellos tiempos de postimerías, tiempos  impertinentes y aciagos, que se desgastaban en el empeño inútil de hacerlos derivar hacia el desierto del desencanto y el olvido.”
  • “Entonces aprendieron que las obsesiones dominantes prevalecen contra la muerte, y volvieron a ser felices con la certidumbre de que ellos seguirían amándose con sus naturalezas de aparecidos, mucho después de que las otras especies de animales futuros les arrebataran a los insectos del paraíso de miseria que los insectos estaban acabando de arrebatarles a los hombres.”
  • “Ella se iba haciendo menos visible, como si la estuvieran borrando de la luz” (Amaranta) 
  • “Lloró con la frente apoyada en la puerta de la antigua librería del sabio catalán consciente de que estaba pagando los llantos atrasados de una muerte que no quiso llorar a tiempo para no romper los hechizos del amor” (Aureliano Babilonia) 
  • “En aquel relámpago de lucidez tuvo conciencia de que era incapaz de resistir sobre su alma el peso abrumador de tanto pasado” (A.) 
  • “porque las estirpes condenadas a cien años de soledad no tenían una segunda oportunidad sobre la tierra”

Esperamos que os hayan gustado.

Dejadnos abajo vuestras favoritas

¡Nos leeremos!

B.

Categorías: Citas | Etiquetas: , , , , , , , , | Deja un comentario

Citas de “Cien Años de Soledad” Parte I

Una obra maestra, escrita por un genio.

Hace unos meses hice un experimento con una amiga: ella se leyó este libro, subrayando sus frases favoritas, y luego me lo dejó a mí, que leí el libro con la anotaciones y añadí las mías propias. Este es el resultado: nuestras citas favoritas de Cien Años de Soledad. Como es un libro largo y lleno de frases preciosas, lo hemos dividido en dos partes (pondrás ver la segunda  AQUÍ  cuando la subamos )

¡¡AVISO SPOILERS!!

  • “Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo.”
  • “El mundo era tan reciente, que muchas cosas carecían de nombre y para mencionarlas había que señalarlas con el dedo.”
  • “Toda la estructura parecía ocupar un ámbito propio, un espacio de soledad y de olvido, vedado a los vicios del tiempo y a las costumbres de los pájaros.”
  • “-Macondo está rodeado de agua por todas partes.” (José Arcadio Buendía primero)
  • “-Los muertos no salen. Lo que pasa es que no podemos con el peso de la conciencia.” (J. A.B I)
  • “-Vete al carajo. Cuantas veces regreses volveré a matarte.” (J. A. B I)
  • “Entonces se confió a aquella mano, y en un terrible estado de agotamiento se dejó llevar hasta un lugar sin formas (…), sintiendo que no podía resistir más el rubor glacial de sus riñones y el aire de sus tripas,  y el miedo, y el ansia atolondrada de huir al mismo tiempo de quedarse para siempre en aquel silencio exasperante y aquella soledad espantosa” (sobre J. A. Buendía II)
  • “Había perdido en la espera la fuerza de los muslos, la dureza de los senos, el hábito de la ternura, pero conservaba intacta la locura del corazón.” (Sobre Pilar Ternera)
  • “-Si no temes a Dios, témele a los metales.” (J. A. B I)

  • “Así continuaron viviendo en una realidad escurridiza, momentáneamente capturada por las palabras, pero que había de fugarse sin remedio cuando olvidaran los valores de la letra escrita.”(…) “Muchos sucumbieron al hechizo de una realidad imaginaria, inventada por ellos mismos, que les resultaba menos práctica pero más reconfortante.”
  • “(El gitano) Había estado en la muerte, en efecto, pero había regresado porque no pudo soportar la soledad.”
  • “(José Arcadio) pensaba que la gente se iba gastando poco a poco a medida que su imagen pasaba a las placas metálicas.”
  • “El péndulo podía levantar cualquier cosa en el aire pero no podía levantarse a sí mismo.”
  • “Suplicó tanto, que perdió la voz. Sus huesos empezaron a llenarse de ruido.” (sobre el padre Nicanor)
  • “El noviazgo se convirtió en una relación eterna, un amor de cansancio que nadie volvió a cuidar, como si los enamorados que en otros días descomponían las lámparas para besarse hubieran sido abandonados al albedrío de la muerte.”
  • “La impresionó tanto su enorme desnudez tarabisconeada, que sintió el impulso de retroceder.”?????quitar??
  • “Es la guerra. Y no me vuelva a decir Aurelito que ya soy el coronel Aureliano Buendía.”
  • “El coronel Aureliano Buendía promovió treinta y dos levantamientos y los perdió todos. Tuvo diecisiete hijos varones de diecisiete mujeres distintas, que fueron exterminados uno tras otro en una sola noche, antes de que el mayor cumpliera treinta y cinco años. Escapó a catorce atentados, a setenta y tres emboscadas y a un pelotón de fusilamiento.(..) La única herida que recibió se la produjo él mismo, después de firmas la capitulación de Neerlandia. (…) Lo único que quedó de todo eso fue una calle con su nombre en Macondo. “
  • “A pesar de que había perdido sus encantos y el esplendor de su risa, él la buscaba y la encontraba en el rastro de su olor de humo.” (Arcadio y Pilar Ternera)
  • “Nunca se había fijado en ella, porque tenía la rara virtud de no existir por completo en el momento oportuno.” (Arcadio y Santa Sofía de la Piedad)
  • “Pensaba en su gente sin sentimentalismos, en un severo ajuste de cuentas con la vida, empezando a comprender cuánto quería en realidad a las personas que más había odiado.” (Arcadio)

  • “En la escuela desportillada donde experimentó por primera vez la seguridad del poder, a pocos metros del cuarto donde conoció la incertidumbre del amor, Arcadio encontró ridículo el formalismo de la muerte. En realidad no le importaba la muerte sino la vida, y por eso la sensación que experimentó cuando pronunciaron la sentencia no fue una sensación de miedo sino de nostalgia”
  • “No sintió miedo, ni nostalgia, sino una rabia intestinal ante la idea de que aquella muerte artificiosa no le permitiría conocer el final de tantas cosas que dejaba sin terminar.” (coronel Aureliano B.)
  • “No había pedido café, pero ya que estaba allí, el coronel se lo tomó.”
  • “Úrsula se lo disputó a la muerte.”
  • “Entonces sus pensamientos se hicieron tan claros, que pudo examinarlos al derecho y al revés.”
  • “Por esa época murió Visitación. Se dio el gusto de morirse de muerte natural, después de haber renunciado a un trono por temor al insomnio.”
  • “Había huido de ella tratando de aniquilar su recuerdo no solo con la distancia, sino con un encarnizamiento aturdido que sus compañeros de armas calificaban de temeridad, pero mientras más revolcaba su imagen en el muladar de la guerra, más la guerra se parecía a Amaranta. Así padeció el exilio, buscando la manera de matarla con su propia muerte.”
  • “Había encontrado la paz en aquella casa donde los recuerdos se materializaron por la fuerza de la evocación implacable, y se paseaban como seres humanos por los cuartos clausurados.”  (Rebeca)
  • “-Recuerda, compadre, que no te fusilo yo. Te fusila la revolución.” (coronel Aureliano B.)
  • “-Aureliano, está lloviendo en Macondo.

-No seas pendejo, Gerineldo- dijeron los signos- Es natural que esté lloviendo en agosto.”

  • “Solo él sabía entonces que su aturdido corazón estaba destinado a la incertidumbre.” (coronel Aureliano B.)
  • “Extraviado en la soledad de su inmenso poder, empezó a perder el mundo.” (coronel A. B.)
  • “Y la normalidad era precisamente lo más espantoso de aquella guerra infinita: que no pasaba nada.”
  • “Había tenido que promover treinta y dos guerras, y había tenido que violar todos sus pactos con la muerte y revolcarse como un cerdo en el muladar de la gloria, para descubrir con casi cuarenta años de retraso los privilegios de la simplicidad.” (coronel A. B.)
  • “Pensó confusamente, al fin capturado en una trampa de la nostalgia, que tal vez se hubiera casado con ella hubiera sido un hombre sin guerra y sin gloria, un artesano sin nombre, un animal feliz” (coronel A. B.)

Dejadnos abajo vuestra favorita

¡Nos leeremos!

B .

 

Categorías: Citas | Etiquetas: , , , , , , , | 2 comentarios

“Canción de amor” de Enrique Gracia Trinidad

Aquí os traemos un poema sobre la duda que nos enseñaron no hace mucho.  Espero que os guste.

silueta

La duda tiene nombre de mujer
con ojos tristes,
es hija de la luz y los espejos,
besa como jamás besó su hermana la certeza,
y a veces, por la tarde, se viste con un traje de alquitrán
y acapara la noche.

Es una puta descarada que nos sonríe por oficio,
una perfecta zalamera
de la que nos enamoramos
cuando por vez primera nos parece que ya somos poetas.
Luego siempre se encarga
del orgullo,de romper en pedazos el cristal
de hacer que se nos crispe la risa por venir.

Está loca
se ha metido en mi cama con un ciego susurro
de besos de jengibre
y ha violado mis sueños más hermosos.
Despertaré mañana, estoy seguro, con resaca de noche malograda,
la voz entumecida
y una larga distancia respirando en mi boca.


Es para odiarla …

pero la quiero tanto.

Enrique Gracia Trinidad

duda-mujer

 

Categorías: Poemas, Uncategorized | Deja un comentario

Reseña: “El chico de las estrellas”

el chico de las estrellasTítulo: El Chico de las Etrellas

Autor: Chris Pueyo

Editorial: Planeta

Páginas: 208

Sinopsis:

¿TIENES EL VALOR DE SER TÚ MISMO? PORQUE NO HAY CURA PARA DEJAR DE SER QUIEN ERES.
Érase un niño que jamás vivió más de dos años seguidos en una misma casa, por lo que decidió pintar las paredes de todas sus habitaciones con estrellas. Su rechazo al colegio y una familia inusual le empujarán a emprender un viaje donde no todo serán constelaciones y pedirle deseos a la luna. Es hora de bajar al barro, equivocarse con una princesa y terminar encontrando un príncipe…¿o no? Sus ansias de libertad, tres antídotos de supervivencia y unas botas plateadas le acompañarán por un mundo muerto donde los sueños llegan descalzos y despeinados a Ninguna Parte.

el chico de las estrellas II

Opinión:

Hay que tener mucho valor para mostrarle tu alma al mundo.

El Chico de las Estrellas es una biografía poética de su autor, Christian Pueyo. En él, acompañamos a un niño que pintaba de azul oscuro las paredes de todos sus cuartos y que pedía ayuda a la luna y a la lluvia. El Chico de las Estrellas narra en primera persona cómo aprendió a rebelarse ante el mundo y a aceptar su homosexualidad. Vivimos con él sus primeras veces: primer beso, primera relación, primer beso con un chico, primer enamoramiento y la primera vez que le rompieron el corazón.

El Chico de las Estrellas existe. Es alguien que está ahí fuera y que ha conseguido, con esfuerzo, encontrarse a sí mismo. Y como él es real, su novela también lo es.

eñ chico de las estrellas IEn este libro impreso en azul (como el alma de El Chico de las Estrellas y las habitaciones que tal vez encuentres por Madrid), hay una vida en poesía. Con un estilo sencillo, pero muy sincero y atrozmente hermoso, El Chico de las Estrellas nos va dando pinceladas de su vida. La genialidad no es lo que ocurre, que es posible que sea lo mismo que muchos viven cada día, sino cómo te lo cuenta, como el simple hecho de nombrar a sus personajes por una característica que posean. Nacen así La Dama de Hierro, La Mujer Que en Vez de Respirar, Fuma y La Arquitecta de Sonrisas, entre otros. Es cierto que no están desarrollados, pero es porque el libro no se centra en ellos, sino en lo que significaron para El Chico de las Estrellas, aunque a algunos nunca llegara a conocerlos.

Es una novela corta, fácil de leer, con una edición preciosa y definitivamente diferente a cualquier cosa que puedas encontrar en la librería. Chris Pueyo ganó fama gracias a sus redes sociales, como su blog, El Desván del Duende y Twitter, siendo conocido como Peter Pan y esta es su primera novela.

El Chico de las Estrellas es para todos aquellos que se niegan a dejar de soñar o a aceptar un mundo que rechace la belleza de las personas. Para todos los amantes de las letras, que aprendieron que la vida es mucho más hermosa, si sabes escrivivirla

¿Lo habéis leído? ¡Dadnos vuestra opinión!

¡Nos leeremos!

B.

 

Categorías: Reseñas | Etiquetas: , , , , , , , , , , | 1 comentario

Citas: “Sueños de Piedra”


Es muy probable que este título os suene. Sí, este es el libro con el que llevo dando la paliza desde hace tanto tiempo. O puede que no lo recordéis, que no hayáis oído nunca su título. No importa. Si es la primera vez que oyes este nombre te aconsejo que visites esta entrada  donde encontrarás los primeros capítulos de la novela.

Léelos. Merece la pena.
Pero hoy nosotras vamos a hacer algo diferente. Otra de nuestras entradas de citas.

Y, al final de la entrada, nuevas noticias de este universo.

sueños de piedra

 

¡¡¡AVISO SPOILER!!!!

  • “A todos los que cada día emprenden un viaje directo hacia sus sueños. Que siempre lleguéis a vuestro destino.” (Dedicatoria)

 

  • “Para ser un héroe solo se necesita un corazón valiente. O eso dicen.” (Arthmael)

 

  • “Odio que me llame así. No soy ninguna florecilla. No soy, mucho menos, su florecilla. Soy una mujer. Soy una persona. No soy su juguete ni una planta que observar y regar para poder contemplarla a todas horas y luego deshojarla. Aunque a mí ya me han quitado todos los pétalos. ” (Lynne)

 

  • “Puede que nos burlemos todo el rato del otro, pero tanto él como Hazan son las primeras personas en mucho tiempo con las que puedo… estar tranquila. Olvidarme un poco de todo lo que he dejado atrás. Son las primeras personas en demasiados años que son buenas conmigo. Incluso cuando el príncipe es un imbécil integral.” (Lynne)

 

  • “La corona… No es esto, ¿verdad? La corona no es aceptar el camino fácil. No es así como la quiero obtener. La corona no es solo un objeto. No puedo alargar la mano y tomarlo. Lynne no es solo un objeto. No puedo alargar la mano y tomarla.” (Arthmael)

 

  •  “La voz de mi orgullo trata de batallar contra mis dudas. Se hincha y pelea, y dice que ella cree en mí. Pero suena demasiado queda, demasiado incierta. Dice que puedo hacer grandes cosas, pero ¿puedo? Si de verdad creyese que puedo conseguirlo, si de verdad creyese que algún día seré lo bastante buena, no habría agarrado aquella mano. Si de verdad creyese que puedo ser más de lo que hasta ahora he sido, no me estaría planteando que quizá no habría estado tan mal morir así, con la cabeza llena de todos mis deseos cumplidos. Morir en una fantasía, pero era una buena fantasía ¿Quién no quiere morir con todos sus sueños realizados, incluso si no son ciertos? Qué débil eres, Lynne, Qué estúpida eres, Lynne. Qué cobarde eres, Lynne. ” (Lynne)

 

  • ” Las visones de hadas son sustituidas por el sueño de un beso.” (Arthmael)

 

  • “Hay silencios que se alargan hasta la eternidad. Que duelen por cada latido que desgastan. Por cada cosa que no se dice, pero se guarda. Por cada cosa que no se entiende de ellos. Por cada miedo que despiertan. A esos silencios hay que matarlos antes de que te maten a ti. ” (Arthmael)

 

  • “Lo único ruidoso aquí es mi cabeza llena de pensamientos que se repiten una y otra vez. La única relación sin futuro es la que mantengo conmigo mismo.” (Arthmael)

 

  • “Yo no sé nada del amor, pero si el amor es pertenencia, si es cárcel, si es… objeto, no quiero saber nada de ese amor.” (Lynne)

lynnael

  • “Quiero escucharlo decir que no me ve como algo que poseer. Como algo de lo que sentirse dueño y que le pertenezca. El amor no es pertenencia, el amor debería ser libertad.” (Lynne)

 

  • “No me reconozco y tengo miedo de seguir cambiando. Y, a la vez, quiero cambiar, porque aunque este no sea yo, creo que soy mejor desde que te conozco.” (Arthmael)

 

  • “Ha merecido la pena. Ha merecido la pena todo lo que he pasado en mi vida para terminar encontrándolo. Ha merecido la pena todo el dolor, todas las lecciones que he tenido que aprender, incluso si estas a veces han sido demasiado duras. Y merecerá la pena el dolor cuando nos separemos, por lo que estamos viviendo.” (Lynne)

 

  • “A veces, los sueños tienen un precio demasiado alto.” (Arthmael)

 

  • “Decidimos aferrarnos al presente incluso cuando el futuro nos sonríe desde puntos opuestos del mapa.” (Lynne)

 

  • “Todos tenemos miedo alguna vez- le digo en un susurro. Yo llevo teniéndolo toda mi vida- Aceptarlo y enfrentarlo es lo que nos hace valientes. Y tú eres la persona más valiente que he conocido nunca, Arthmael de Silfos. Y por eso estoy enamorada de ti…” (Lynne)

 

  • “En el camino, me pierdo a mí mismo y encuentro solo desesperación.”  (Arthmael)

sueños de piedra

  • “Hablo, porque mientras hablo no pienso, y porque así pierdo la noción de un tiempo que corre en nuestra contra. Hablo porque el dolor se acalla entonces. Porque puedo volver a sentir el calor y las largas horas a caballo. Porque puedo revivir cada palabra, cada sentimiento, aunque sean un poco artificiales. Hablo, porque mientras lo hago las paredes se desintegran y ambos estamos en el exterior, disfrutando de la libertad como nunca se nos permitió sentirla. Cuento la historia más fantástica y más real que jamás ha ocurrido en Marabilia. Y mientras lo hago, el corazón de mi padre deja de latir.”  (Arthmael)

 

  • “Las princesas siempre esperan a sus caballeros en los cuentos. ¿Por qué no intercambiar papeles?” (Hazan)

 

  • “Odio las despedidas. No recordaba lo que eran y ahora desearía no tener que haberlo recordado nunca. Aunque despedirse con pesar significa que has encontrado algo lo suficientemente importante como para no querer desprenderte de ello.” (Lynne)

 

  • “Manchándole la piel con mis lágrimas, intento reencontrarme a mí misma” (Lynne)

 

  • “El mundo se sigue moviendo día a día porque hay gente lo suficientemente decidida como para seguir creyendo, incluso si todo se pone en contra.”  (Arthmael)

 

  • “Puede que, en definitiva, no sea digno de alguien como tú. Pero estoy enamorado de ti, y te aseguro que nadie, en estas tierras o más allá del mar, te querrá como yo lo hago.  No tengo todo el oro de Marabilia ni hay posibilidades de que lo consiga así que tendrás que conformarte conmigo. Aun así,  y no me importa cuándo vaya a suceder, si en meses, años o décadas… ¿te casarías conmigo?” (Arthmael) 

 

  • “Los dos reímos. Somos dos estúpidos, prometiéndonos con años de antelación. Somos dos locos, queriendo adelantarnos al futuro. Y no nos importa.” (Lynne)

 

  • “Podría equivocarme en el juramento. Podría caérseme la corona de la cabeza. Podría olvidársele a Jacques tenderme la espada. Podrían despertar los fantasmas de mis antepasados para detener el acto. Podría aparecer un ejército enemigo y empezar una guerra. Podría atacarnos una manada de dragones. Podría llover. Y eso antes de que me siente en el trono por primera vez. ”  (Arthmael)

 

  • “Supongo que nunca seré el rey de la sutileza. Tendré que conformare con Silfos. ”  (Arthmael)

 

  • “Sé que la distancia es un paso más para cumplir un sueño” (Lynne)

sueños de piedra2

  • “Me dijo que deberías recibir a todas las personas que deseen hablarte con urgencia por igual. Y que había venido desde muy lejos para verte, así que no se iría sin conseguirlo. Era un poco impertinente. Aunque muy mona. A lo mejor viene a pedirte matrimonio.” (Brydon)

 

  • “Pero la amaba, y el vacío era tan grande cuando se separaban, que a veces deseaba tener el corazón de piedra que muchos decían que tenía para poder dejar de sentir.”  (Arthmael)

 

  • “Mi sobrino me ha dicho que una muchacha quería verme y lo ha sobornado con caramelos para ganarse su favor. ”  (Arthmael)

NOTICIAS DE MARABILIA:

Ya se ha confirmado, que el año que viene se publicará una novela gráfica de la historia de Arthmael, Lynne y Hazan, ilustrada por Lehanan Aida (autora de la primera y la última ilustraciones que aparecen en la entrada). Además, este 12 de septiembre se publicará la segunda parte de esta obra, Títeres de la Magia.

Podéis ver más información al respecto y los primeros capítulos en el blog de las autoras.

CUB_TITERES.indd

¡Nos leeremos!

Bea.

Categorías: Citas, Noticias | Etiquetas: , , , , , , , , , | Deja un comentario

Mecano, Lorca y la Luna

Si se puede  hablar de un poeta defensor del mundo gitano ese es, sin lugar a dudas, Federico García Lorca. Andaluz, músico y poeta, Lorca escribió romanceros enteros tratando el tema del mundo gitano, como símbolo de la esencia primitiva de España y del mundo oprimido por el avance de la sociedad moderna. Son composiciones preciosas, llenas de símbolos y perfectas para ser musicalizadas, que siguen presentes en nuestra cultura.

O si no ved este ejemplo

¿Conocéis el grupo Mecano, muy famoso en los años 80? Pues en 1987 sacaron esta canción:

HIJO DE LA LUNA (MECANO)

Tonto el que no entienda, cuenta una leyenda
Que una hembra gitana
Conjuró a la luna hasta el amanecer
Llorando pedía al llegar el día desposar un calé

“Tendrás a tu hombre, piel morena,”
Desde el cielo habló la luna llena
Pero a cambio quiero el hijo primero
Que le engendres a él
Que quien su hijo inmola para no estar sola
Poco le iba a querer

Luna, quieres ser madre
Y no encuentras querer que te haga mujer
Dime, luna de plata, ¿qué pretendes hacer
Con un niño de piel?
Hijo de la luna

De padre canela nació un niño
Blanco como el lomo de un armiño
Y los ojos grises en vez de aceituna
Niño albino de luna
Maldita su estampa, este hijo es de un payo
Y yo no me lo cayo

Luna, quieres ser madre
Y no encuentras querer que te haga mujer
Dime, luna de plata, ¿qué pretendes hacer
Con un niño de piel?
Hijo de la luna

Gitano al creerse deshonrado
Se fue a su mujer, cuchillo en mano
¿De quién es el hijo? Me has engañao fijo
Y de muerte la hirió
Luego se hizo al monte con el niño en brazos
Y allí le abandonó

Luna, quieres ser madre
Y no encuentras querer que te haga mujer
Dime, luna de plata, ¿qué pretendes hacer
Con un niño de piel?
Hijo de la luna

Y las noches que haya luna llena
Será porque el niño esté de buenas
Y si el niño llora menguará la luna
Para hacerle una cuna
Y si el niño llora menguará la luna
Para hacerle una cuna

romance_de_la__luna_luna_by_argami-d6c8k47

Es una canción muy bonita, y triste, que se remonta a las leyendas primitivas y al mundo gitano.

Vale, ahora leed el poema que (probablemente) la inspiró, uno de los más conocidos de la producción de Lorca:

 

ROMANCE DE LA LUNA LUNA (LORCA)

La luna vino a la fragua
con su polisón de nardos.
El niño la mira mira.
El niño la está mirando.

En el aire conmovido
mueve la luna sus brazos
y enseña, lúbrica y pura,
sus senos de duro estaño.

Huye luna, luna, luna.
Si vinieran los gitanos,
harían con tu corazón
collares y anillos blancos.

Niño déjame que baile.
Cuando vengan los gitanos,
te encontrarán sobre el yunque
con los ojillos cerrados.

Huye luna, luna, luna,
que ya siento sus caballos.
Niño déjame, no pises,
mi blancor almidonado.

El jinete se acercaba
tocando el tambor del llano.
Dentro de la fragua el niño,
tiene los ojos cerrados.

Por el olivar venían,
ce y sueño, los gitanos. 
bron
Las cabezas levantadas
y los ojos entornados.

¡Cómo canta la zumaya,
ay como canta en el árbol!
Por el cielo va la luna
con el niño de la mano.

Dentro de la fragua lloran,
dando gritos, los gitanos.
El aire la vela, vela.
el aire la está velando.

lorca luna dibujo

Aunque no he conseguido encontrar ninguna declaración en la que se admita la influencia del poeta en el grupo de pop, la relación me parece evidente. Los mismos símbolos, recurrentes en toda la obra de Lorca, se repiten en la letra de la canción: el niño, la Luna como deidad, fría y maternal, y el mundo gitano violento y dominado por la pasión.

Símbolos que nos rodean

Y, si seguís dudando, recordad esos versos que repetís desde niños: “Verde, que te quiero verde”. ¿De dónde vienen? Pues del Romance sonámbulo, también de Lorca. Si os interesa este poema, dejad un comentario y lo subiremos y comentaremos.

¿Os habíais dado cuenta de la conexión?

¿Conocíais alguna de las dos obras? ¡contadnos!

¡Nos leeremos!

PD. Aquí abajo os dejamos dos versiones muy bonitas del poema, una recitada y otra musicalizada por el famoso cantautor Paco Ibáñez. Merecen la pena

Categorías: Música, Poemas | Etiquetas: , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario